El menor en conflicto social



            Los menores en conflicto social siguen creciendo en número tanto como están aumentando las medidas represivas, intolerantes, desaconsejantes, desproporcionadas y, en todos los casos, carentes de todo sentido.

            Estos menores son aquellos chicos que presentan conductas repudiadas, más o menos, por la sociedad conforme a la gravedad de las  consecuencias de sus actos.

             Son jóvenes o menores que entran en algún vehículo, se cuelan en algún garaje para sentarse en los coches, entran en alguna nave comercial a ver lo que pescan, se suben a lo árboles a hurtar alguna fruta, entran a hurtadillas en los patios de los colegios a jugar un rato, queman su tiempo regateando en las carreteras menos transitadas, se lanzan como locos por las pendientes con una bicicleta sin frenos o se mueren de asco tirados horas sobre las aceras fumando, charlando o, simplemente observando a los transeúntes, Son en definitiva, esos chavales a los que se considera “incompletos” como para considerarlos mayores de edad pero no para ser juzgados y castigados en nombre del bien común y de medidas educativas. Son esos jovenzuelos que se sitúan en una franja de edad  que va desde los 10/12 a los 17/18 años.

            Las obligaciones de la sociedad y las necesidades y circunstancias de estos menores tipificados como delincuentes comunes, maleantes, inadaptados, criminales, chusma, morralla, escoria, vagos,... son opuestas, contrarias y a todas luces no pactables.

            No se puede esperar adaptación, ajuste, asunción, aclimatación silencio,...cuando las oportunidades y la igualdad de los resultados en la vida  son diametralmente diferentes. No podemos sentarnos y esperar que un señor que cobra 700 euros al mes responda de la misma manera ante su entorno que otro que cobre 12.000 euros.

            Por lógica, el dinero siempre compra el silencio y la adaptación. Si las circunstancias socioeconómicas son diferentes, las respuestas de los individuos indiscutiblemente van a ser distintas.

            Esta situación socioeconómica y educativa que los menores viven y han mamado desde su nacimiento en barrios olvidados, periféricos, excluídos de los presupuestos municipales, carentes de los mínimos servicios culturales, educativos, de ocio y tiempo libre, de medios de transporte con el resto de la ciudad, los va acomodando al entorno inmediato y a las circunstancias medioambientales que viven aunque sea de forma opuesta al  resto del mundo.          

            Por ello, para entender sus conductas desadaptadas hemos de tener presente el marco sociopolítico en el que manifiestan sus comportamientos, hacer un análisis riguroso de la sociedad abandonando las miradas  penalizadoras, moralizantes y limitadas de la realidad.



.......................
ANTI-COPYRIGHT:
Esta sección de la web (Escritos desde el rincón) puede y debe ser reproducida, almacenada o transmitida de cualquier forma o por cualquier medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, sólido, liquido o gaseoso; de grabación, fotocopia, microfilmación, pirograbado, repujado, miga de pan, serigrafiado, manuscrito, por Facebook, Twitter, Tuenti, Wassup o como mejor se te ocurra....sin permiso previo ni posterior del editor. En definitiva: se aconseja el plagio.

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...