25.4.16

Tercera Edad. Personas Mayores

Actualmente el envejecimiento de la población es uno de los fenómenos sociales de mayor impacto de este siglo. Las tendencias de este incremento tienen diversas manifestaciones, que plantean nuevas necesidades como son: El aumento de los índices por enfermedades crónicas degenerativas y de incapacidades, el acelerado incremento de personas de 85 y más años de edad y el predominio de mujeres en edades avanzadas...

Los países en vías de desarrollo se enfrentan a un desafío con dos componentes: Deben continuar el proceso de desarrollo, lo cual incluye una economía en crecimiento, educación y protección de los derechos humanos y, al mismo tiempo, deben prepararse para el envejecimiento de la población, una vez que este proceso se prevé más acelerado en estos países que en el mundo industrializado.

Entre otras características de este acelerado envejecimiento se prevé que para el 2050 se duplicará la cantidad de personas de edad en las zonas rurales de África, Asia y América Latina.

El envejecimiento de la población en general y de acuerdo con la ONU tiene y tendrá consecuencias y repercusiones en todos los ámbitos de la vida diaria de hombres y mujeres.

Así, en la economía el envejecimiento de la población afectará al crecimiento económico, al ahorro, las inversiones y el consumo, los mercados laborales, las pensiones, los impuestos y la transferencia de capital y propiedades, así como la asistencia prestada por una generación a otra.

ASPECTO DESPECTIVO:

En muchos sentidos las personas mayores se encuentran en desventaja tanto por el culto a la juventud existente en nuestro tiempo como por la tendencia de la sociedad occidental a rechazar la muerte. Aunque a las personas mayores se les suelen aplicar los estereotipos de débiles y dependientes de las generaciones más jóvenes para tomar sus decisiones, a menudo tienen un gran nivel de moralidad, satisfacción de la vida y autoestima. Antiguamente, las personas mayores gozaban de gran respeto (como todavía ocurre en países como China y Japón), por cuestiones educativas o morales y también por aspectos más interesados, ya que eran ellos los propietarios bienes que podían. Esta teoría se basa en el código genético de cada individuo. Anota que está escrito en cada una de nuestras células cuándo empezar a envejecer, es una señal, que para algunas familias es larga y para otras corta.

El envejecimiento plantea un problema social, ya que como grupo diferente e importante en el ámbito demográfico, con rasgos culturales específicos, intereses propios... exige a la sociedad que garantice su bienestar, el desempeñar roles que den sentido a sus vidas, evitar la marginalidad, el desarraigo, la inseguridad, la falta de calidad de vida y los prejuicios, mitos y estereotipos, que forman parte del proceso de envejecer.

ASPECTOS HISTÓRICOS:

En otras culturas no occidentales el proceso de envejecer se enfoca de distintas maneras: por ejemplo, los chinos ven la vida como un continuo circulas en que se nace, se muere y se vuelve a nacer. Hay sociedades en que se preparan para nunca envejecer, mientras en otros sitios los ancianos son venerados por que representan la sabiduría y experiencia del pueblo.

Durante la historia muchos científicos y filósofos han estudiado la vejez. Cicerón fue uno de los primeros hombres en hacer un trabajo sobre el psiquismo del anciano, por otro lado, Galeno es el primer científico en analizar la vejez no como una enfermedad sino como un estado fisiológico del organismo. En el último tiempo hombres como el francés Quirol han descrito cosas como la demencia senil, junto con la fisiología y fisiopatología del anciano (hecho descrito por un médico suizo).

¿QUÉ ENTENDEMOS POR ENVEJECIMIENTO?:

A lo que entendemos por envejecimiento o envejecer, no existe una única definición sino tantas como autores o estudiosos han abordado el estudio de esta etapa de la vida.

«Preferible a hablar de vejez, como estado, es hablar de envejecimiento, como curso o proceso, un proceso que comienza tempranamente, al termino de la juventud, y que a lo largo de la vida adulta se combina con procesos de maduración y desarrollo... El envejecimiento no constituye un proceso simple o unitario, sino un haz de procesos, asociados entre sí, aunque no necesariamente sincrónicos, y que se asocian, a su vez, con la edad cronológica, mas sin coincidir con ella e incluso sin variar en conexión mecánica con ella... El proceso de envejecimiento se despliega en una secuencia compleja de cambios que tienen lugar en distintos niveles: biológico, psicológico, social» (Fierro A. 1994).

«Nosotros definimos el envejecer como un proceso dinámico, gradual, natural e inevitable, proceso en el que se dan cambios a nivel biológico, corporal, psicológico y social. Transcurre en el tiempo y esta delimitado por este.... Si bien todos los fenómenos del envejecimiento son dados en todos, no se envejece de igual manera, ni tampoco cada parte del organismo envejece al mismo tiempo. El envejecimiento como todo lo humano siempre lleva el sello de lo singular, lo único, lo individual» (Viguera V. 2001).

Durante muchos años, la Psicología del envejecimiento ha presenta desde su perspectiva un modelo deficitario del proceso de hacerse viejo que consideraba universal (que afecta por igual a todos los individuos), unidimensional (en el que declinan todas las capacidades y funciones), e irreversible (el deterioro funcional es permanente).

Sin embargo, en fechas recientes ha tratado de corregir esta visión pesimista del envejecimiento al insistir en la notoria variabilidad de la forma de envejecer de unos individuos con respecto a otros; en que cada capacidad o función evoluciona de distinta manera; y en que determinadas capacidades pueden involucionar, en tanto otras pueden mantenerse o incluso mejorar. A partir de este punto de vista evolutivo se ha afirmado además que los cambios del envejecimiento no son siempre y necesariamente irreversible por el hecho que existen aspectos susceptibles de mejorar.

Según la OMS, el envejecimiento es un proceso fisiológico que comienza en la concepción y ocasiona cambios característicos de la especie durante todo el ciclo de la vida, esos cambios producen una limitación a la adaptabilidad del organismo en relación con el medio. El ritmo en esos cambios se produce en los distintos órganos de un mismo individuo o en distintos individuos en forma desigual. Es importante considerar que:

- Se trata de un proceso normal.
- Ocurre en todos los seres vivos.
- Comienza en el momento de nacer: desde la vida intra-uterina, la placenta ya al noveno mes se le acaba la vida. Incluso, desde la concepción hay células que envejecen y mueren.
- Se acentúa en los últimos años. Principalmente se marca en el último 40% de vida de la persona.
- Se produce una limitación de la adaptabilidad. Mas bien es un cambio de tiempo para adaptarse, es decir, se demoran mas en adaptarse ante un estímulo.
- No es un proceso uniforme.
- Es diferente de una especie a otra: Cada especie tiene un tiempo de vida útil o esperado. Es distinto de un hombre a otro.
- En un mismo ser humano no todos sus órganos envejecen a un mismo tiempo.

Se han propuesto innumerables definiciones sobre el envejecimiento una de las más aceptadas en términos generales es la recogida por Biner y Bourliere, que lo expresa como el «Conjunto de modificaciones morfológicas, psicológicas, bioquímicas y funcionales que aparecen como consecuencia de la acción del tiempo sobre los seres vivos».

Streheler nos da cuatro características que matizan el concepto:

- Es universal para todos los individuos de una especie dada.
- Se producen cambios endógenos, van de dentro hacia fuera. Es un fenómeno intrínseco no debido a agentes externos.
- Es un fenómeno progresivo.
- Es un fenómeno deletéreo, que produce alteraciones en el organismo.
- En cualquier organismo que se estudie el envejecimiento, podemos decir que se presentan las cuatro características vitales anteriormente descritas y que estas ocurren en el organismo a tres niveles:
  • Estructura: Cambios anatómicos, estatura, posición del cuerpo, opacidad de los huesos, etc.
  • Función: Cambios en la actividad del organismo y cambios en la conducta. Ejemplo: En la marcha, en el humor, etc.
  • Substrato: Alteraciones moleculares. Ejemplo: Glucemia.

Hace ya años que se viene empleando el término tercera edad para referirse a esa etapa del ciclo vital comprendida entre el declive de la edad adulta y el fallecimiento de la persona. Pero lo complicado es delimitar donde comienza la tercera edad (o incluso la cuarta edad que últimamente se ha puesto de moda para hablar de personas de más de 80 años), dado que los criterios para ello no son unánimes. Se podría delimitar la tercera edad o vejez de formas distintas:
   
- Cronológico: Por un lado se puede definir este concepto sobre la base de criterios cronológicos. Es decir, que cuando se rebasa la edad de jubilación (en torno a los 65 años) se entra en la tercera edad. Los años transcurridos desde el nacimiento. Esto no significa que a esa edad todo el mundo refleje de igual forma el impacto del tiempo, ya que según las condiciones de vida y trabajo, el estado de salud en general... las personas acusarán más o menos el paso del tiempo. Esta hace referencia al número de años que tenemos hasta el momento. Es contar el tiempo transcurrido desde el nacimiento.

- Por otro lado también se emplea un criterio más funcional para definir la tercera edad asimilándola a la incapacidad o a la limitación para llevar a cabo determinadas actividades. El estado funcional en las diferentes edades es la resultante de la interacción de los elementos biológicos, psicológicos, y sociales y constituye probablemente el reflejo mas fiel de la integridad del individuo a lo largo del proceso de envejecimiento. La incapacidad funcional con la presencia de dependencia y pérdida de autonomía es una vía final común a la que se llega como consecuencia de numerosas enfermedades en las personas mayores.

Esto tampoco es exacto, puesto que pertenecer a la tercera edad tampoco implica necesariamente incapacidad.

- Biológico: Tiene en cuenta los cambios físicos y biológicos que se van produciendo en las estructuras celulares, de tejidos, órganos y sistemas. Definición con grandes limitaciones por las diferencias de ritmo interpersonales e intrapersonales. Se corresponde a etapas en el proceso de envejecimiento, al estado físico o desgaste corporal. Seria el envejecimiento de órganos y de funciones. Se produce a varios niveles: molecular, celular, tisular y sistémico, y es a la vez estructural y funcional.

- Psicológica: Definen la vejez en función de los cambios cognitivos, efectivos y de personalidad a lo largo del ciclo vital. La edad con que uno se siente psíquicamente así como a los pensamientos y emociones habituales. Estas modificaciones no sobreviven espontáneamente sino son el resultado de acontecimientos vitales como el duelo y la jubilación. Ciertamente hay diferencia entre jóvenes y viejos en dos esferas: La cognoscitiva, que afecta la manera de pensar y las capacidades, y la psicoafectiva sobre la personalidad y el afecto.

- Social: Comprenden los papeles que se supone han de desempeñarse en la sociedad. Considera la individuo como miembro de grupos y de la sociedad.

- Fenomenológico: Es la percepción subjetiva de la propia edad, se refiere al sentimiento de haber cambiado con la edad a la vez que se permanece en lo esencial.

Se ha fijado la edad de ingreso a la vejez, 65 años para los países desarrollados y 60 años para los subdesarrollado (de acuerdo a las expectativas de vida). No obstante desde el punto de vista biológico, el envejecimiento se inicia para algunos autores en el momento de la concepción y para otros en la etapa de madurez.



imagen curso animador personas mayores

imagen curso animador personas mayores

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...